Países Bajos en 4 días: Ámsterdam, Rotterdam, Marken y más

Al reservar los vuelos y las noches de hotel en la ciudad de Ámsterdam no era conscientes de lo mucho que aprovecharíamos el viaje de 4 días en los Países Bajos. A continuación, explico el viaje a esta ciudad, pero también las otras ciudades y pueblecitos que tuvimos la oportunidad de visitar y algunos lugares de interés.

Me gustaría empezar diciendo que esta no es la guía perfecta y que seguramente nos dejemos muchos sitios importantes por visitar, pero íbamos con la intención de ver lo máximo posible y éramos conscientes del poco tiempo que teníamos si queríamos ver tantas cosas. Intentamos sacarle el máximo provecho posible y creo que la jugada nos salió bastante bien.


Alguna información importante:

  • ¿Dónde nos alojamos? En el Bastion Hotel Amsterdam Zuidwest – 3 noches, 213€ (habitación doble).
  • ¿Cómo nos movimos? Andando y en transporte público.
  • Muy recomendable la tarjeta GVB para los viajes en transporte público.

Fuimos a mediados de agosto y, aunque los billetes nos salieron un poco más caros de a lo que estoy acostumbrado, la verdad es que no era tan exagerado por ser el mes más caro del año. Con Ryanair nos costó un poco menos de 200€ ir y volver. Caro, pero podría haber sido mucho peor. El hotel en que estuvimos (no confundirse con el Bastion Noord, en la parte norte de la ciudad) estaba ubicado un poco apartado del centro pero bien conectado con el centro con líneas de bus y tranvía a 10 minutos a pie del hotel.

TARGETA GVB, FREE TOUR Y BARRIO ROJO

Para movernos por la ciudad el primer día compramos una tarjeta de 8€ con la que podíamos coger todos los transportes públicos de la capital durante 24 horas desde la compra de la misma. Los autobuses, trenes, metros y tranvías de la ciudad los opera la compañía GVB. Si sabes los días que vas a estar en la capital, aconsejo comprar directamente la tarjeta por el tiempo que vas a estar porque compensa. Ojo porque si vas a pueblecitos o ciudades de alrededor esta tarjeta no podrás usarla.

La tarjeta GVB de un día cuesta 8€, la de 2 días 13,50, la de 3 cuesta 19€ y la de 4 días 24,50€. Podéis consultar los precios aquí y, para cogerla, podéis hacerlo en cualquier estación o en el mismo tranvía donde hay un empleado que las vende y te informará de lo que necesites. Pasando 4 días en los Países Bajos esta tarjeta nos fue muy útil.

Llegamos pronto al aeropuerto y decidimos que después de dejar las cosas en el hotel y comer algo rápidamente haríamos el free tour por la ciudad. De esta forma nos situamos y nos explicaron un poco sobre la ciudad a la que acabamos de aterrizar. Aconsejo hacer algún tipo de tour por la ciudad justo al llegar al lugar que visites porque ayuda mucho a situarte, a saber moverte mínimamente y a conocerla un poco para que los próximos días que pasaras en la ciudad ya tengas una mínima idea del sitio. En nuestro caso escogimos un tour gratis en español de 3 horas que realiza la compañía Sandemans New Europe.

Después del tour y tras cenar algo, visitamos el famoso barrio rojo, popular por las prostitutas que se pueden ver en las ventanas de los edificios, como un escaparate de cualquier tienda pero con personas. Aconsejan en esta parte no tomar fotografías y no visitarlo en grupos grandes, pero se puede pasear por allí sin ningún tipo de problema. Impacta ver a las mujeres detrás de los cristales con poca ropa porque no estamos acostumbrados a ello, pero en Ámsterdam se trata de una profesión legal como cualquier otra.

RIJKSMUSEUM Y CASA DE ANNA FRANK

El segundo de los 4 días que estábamos en los Países Bajos, decidimos empezar el día visitando un museo. Los más conocidos son el Museo Van Gogh, el de Anna Frank y el Rijksmuseum. Finalmente, y tras mirar los precios y descuentos que nos podían ofrecer cada uno de ellos, decidimos visitar este último porque teníamos un pequeño descuento por tener menos de 29 años y comprar las entradas por internet. Un museo muy completo con obras de muchos estilos. Por destacar alguna cosa me quedo con la enorme y preciosa biblioteca y con la exposición inspirada en las obras de Rembrandt con más de 500 obras creadas por varios artistas homenajeando al famoso pintor (exposición temporal durante el verano de 2019).

Después visitamos la casa de Anna Frank y pasamos por delante del museo, donde al contrario que en el Rijkmuseum, encontramos una gran cola de gente esperando para entrar. La casa se puede ver desde fuera y te puedes fotografiar delante de ella y de la placa que indica que se trata de la casa donde vivió la famosa niña. Luego en el museo ya encontraríamos muchos más detalles y documentos sobre su historia y sobre esta triste etapa de la historia.

PUEBLECITOS: EDAM, VOLENDAM Y MARKEN

Solo teníamos 4 días en los Países Bajos, así que tras la mañana de museos decidimos dirigirnos a tres de los pueblecitos más populares de las cercanías de Ámsterdam: Edam, Volendam y Marken. Para ir a los tres sitios solo hace falta comprar un billete en la estación central de un coste de 10€ con el que podrás visitar los tres pueblos. Decidimos ir primero a Edam, un pueblecito con encanto y un ambiente muy tranquilo. Comimos en la terraza del restaurante La Galera, justo a la entrada del pueblo, y desde allí nos fuimos andando hasta Volendam, donde vimos alguno de los famosos molinos, para después coger el autobús que nos llevaría dirección Marken, el último de los tres sitios que teníamos planeado visitar. Este último, personalmente creo que el más bonito, tenía muchas casas de madera pintadas de color oscuro con un encanto especial.

Ya en nuestro penúltimo día en los Países Bajos, nos dirigimos a primera hora de la mañana hacía La Haya, una ciudad a unos 45 minutos de Ámsterdam famosa por el Parlamento, el Palacio Internacional de la Paz, el centro comercial con un impresionante techo de cristal, o la parte china de la ciudad y su impresionante puerta de entrada. No tuvimos tiempo de visitar alguna de las playas pero si tenéis la oportunidad es visita obligada estando en La Haya. Comimos en un acogedor restaurante llamado SAM/SAM en el centro de la ciudad.

Pasamos ahora a visitar una ciudad totalmente distinta a la anterior pero igual de bonita a su manera: Rotterdam. Una ciudad totalmente nueva, con edificios enormes que respiran modernidad. Un contraste total viniendo de La Haya, mucho menos urbana. Allí vistamos las Casas Cubo, la iglesia de San Lorenzo y las impresionantes vistas desde el Río Mosa.

El viernes ya era el día de vuelta hacía Barcelona así que aprovechamos para quedarnos en la capital del país y visitar aquellos sitios que nos quedaban por ver. De esta forma, visitamos el popular Mercado de las Flores y dimos los últimos paseos por las calles de la ciudad. Y así concluyeron nuestros 4 días por los Países Bajos.

Curiosidades y cosas que me hubiese gustado saber con antelación:

  • Muchos restaurantes y bares no tienen baños, una cosa que me pareció muy curiosa pero sobre todo molesta ya que nos pasamos el día de un lugar a otro. En muchos sitios hay baños, pero son de pago.
  • Los ciclistas no se andan con tonterías. Se trata de una ciudad con muchas bicicetas y muchas partes son carril bici. Ten mucho cuidado porque puedes tener un accidente chocando con una de ellas.
  • Si te apetece probar marihuana, cuidado con los llamados “space cakes” porque al ser comestibles el efecto es mucho mayor que si se fuma. El efecto no es inmediato y tarda entre 2 y 3 horas a que llegue a su máximo potencial y empieces a notarlo.

Algunos enlaces de sitios donde comimos y otros de interés:


Tal vez te interese este otro post en el que explico cómo visité el País Vasco en 3 días.


Y tú, ¿has visitado los Países Bajos? ¿Tienes pensado hacerlo en breve?

¡Cuéntame tu experiencia en los comentarios!


Marc Gavaldà
Marc Gavaldà

Chico de 26 años y sumando. Me gusta: la comunicación, técnicas de productividad, gestión del tiempo, viajes, música y más.

Podéis encontrarme en Twitter e Instagram.

¡Deja un comentario!