Berlín en 4 días: Großer Tiergarten, East Side Gallery, Potsdam y más

Berlín es una ciudad con mucha historia y muchos rincones por descubrir. La capital de Alemania esconde muchos secretos y podrías pasarte en ella semanas siempre viendo cosas nuevas. Se trata de un territorio enorme, en el que si te gusta caminar te puedes hartar. Seguramente lo primero que te venga en mente al pensar en Berlín es el muro y todas las catástrofes que sucedieron, pero esta ciudad es mucho más. Te explico todo lo que vi en Berlín en 4 días. ¡Sigue leyendo para saberlo todo!


Alguna información importante:

  • ¿Dónde me alojé? En el Hotel Berlin, Berlin – 3 noches por 285€ (una habitación con cama doble).
  • ¿Cómo me moví? Con la tarjeta Berlin Welcome Card puede coger todos los autobuses, trenes y metros que quisiese entre las zonas A, B y C – 45€ para hacer viajes los 4 días.
  • Hice un free tour de 2 horas con Sandeman’s New Europe.
  • Coincidió mi visita con el Festival of Lights, muy recomendable.

DÍA 1: AEROPUERTO, MAUERPARK Y FESTIVAL DE LAS LUCES

Tras aterrizar me dirigí a la tienda donde debía recoger la tarjeta Berlin Welcome Card, con la que podría coger el tren que me llevaría al hotel. Tarjeta que ya había comprado y pagado en Barcelona, así que solo faltaba recogerla. Según me explicaron en la tienda, debía sellar el tiquete una sola vez cuando coja por primera vez el transporte, y a partir de allí solo enseñarlo si me lo pedía un revisor. Sabiendo esto me fui a la parte baja del aeropuerto donde está la estación de tren.

Ya en el hotel me di cuenta de que no estaba tan céntrico como parecía. Estaba cerca del centro, pero para llegar a las partes más turísticas de la ciudad debía travesar un enorme parque caminando durante más de media hora. En todo caso no era un problema grave, pero el Hotel Berlin, Berlin no está tan céntrico como lo venden. Por otra parte se trata de un magnífico hotel, y estando donde está ubicado el precio no es muy alto. Dejé las cosas y me dirigí a Mauerpark, donde vería la puesta de sol sentado en el césped.

Tras pasar un rato tranquilo en el parque, di una vuelta por la parte norte de la ciudad mientras se iba haciendo oscuro. Tras coger el tren en el aeropuerto, ahora tocaba ver cómo funcionaba el metro de vuelta al hotel, ya que con la tarjeta Berlin Welcome Card podía coger tanto autobuses, metros, como trenes sin preocuparme de pagar nada más. De camino al hotel vi que había mucha gente viendo un monumento, la famosa Puerta de Brandeburgo, que estaba llena de colores vibrantes creando una imagen de postal. Tras informarme vi que se trataba del Festival de las Luces, que es cuando se iluminan muchos edificios y monumentos emblemáticos de la ciudad por la noche con diferentes estilos de luces. Durante los próximos días tuve la suerte de ver muchos de estos sitios iluminados y es de estas imágenes que cuesta olvidar, en especial lo que vi en la Bebelplatz, en la que llenaron de imágenes todos los edificios de la plaza: la Universidad Humboldt, la Ópera de Berlín y la Catedral de Santa Eduvigis.

DÍA 2: CHECKPOINT CHARLIE, HUMBOLDT FORUM Y MURO DE BERLÍN

En el segundo de los 4 días que pasaría en Berlín, por la mañana realicé un free tour con Sandeman’s New Europe. Muy fan de este tipo de visitas guiadas ya que nunca defraudan y marcas tú el precio al final. ¿Te ha gustado mucho? Pagas más. ¿No te ha gustado tanto? Eres libre de pagar lo que creas conveniente. Nunca he salido defraudado de un free tour y esto es decir mucho ya que allá donde vaya realizo alguno. Esta visita empezó en la Pariser Platz, donde la noche anterior había visto la Puerta de Brandeburgo iluminada, y durante las más de dos horas de caminata por el centro de la ciudad vimos de todo: el monumento a los judíos asesinados de Europa, Checkpoint Charlie, o la Detlev-Rohwedder-Hause, donde se puede ver la gran pintura de Max Lingner llamada Aufbau der Republik (construyendo la república). También pasamos por trozos del famosísimo Muro de Berlín, donde nos quedamos fascinados por todo lo que significó en su momento.

Después de esta maravilla de tour, ya más situado y conociendo un poco más de la historia que esconde esta ciudad, me puse dirección la isla de los museos. Pensaba que con la tarjeta que había comprado para moverme en transporte público tenía entrada gratuita a algunos museos, pero se ve que hay dos tipos de tarjetas. La que te permite acceder a museos es la que tiene un coste de 55/59€ y es de 72 horas. Tras no poder entrar al que quería me fui al Humboldt Forum, que era gratuito, y en ese momento estaba la exposición Berlin Global, un espacio interactivo muy interesante en el que me pasé casi una hora y del que tengo muy buen recuerdo. Imprescindible ver alguno de sus famosos museos en los 4 días que pasé en Berlín.

Tras esta mañana tan cultural de tours y museos, comí en el Sony Center, un espacio enorme que vale la pena de visitar lleno de tiendas y restaurantes. Me zampé una hamburguesa vegetariana en la terraza del restaurante Corroberee. Con lo poco que vi del Festival de las Luces ayer, me quedé con ganas de más. Así que puse rumbo a algunos de los edificios que se iluminarían a partir de las 20:21.

DÍA 3: REICHSTAG, EAST SIDE GALLERY Y POTSDAM

En el penúltimo de mis 4 días en Berlín, a primera hora de la mañana visité el exterior del edifico Reichstag, un edificio neoclásico del 1984 donde actualmente se reúne el parlamento alemán. Una parada obligatoria si vas a Alemania es la East Side Gallery, donde podrás ver en primera persona conocidas pinturas (¡más de 100!) que se hicieron en lo que quedó en pie del Muro de Berlín. Algunas de esas pinturas impresiona verlas ya que antes de llegar las hemos visto en miles de sitios, muchas de ellas son reconocidísimas por el gran público, como la del beso entre Leonid Bréjnev y Erich Honecker o Parlo d’Amor, de Ignasi Blanch, la única obra en ese sitio pintada por un artista español (catalán, concretamente).

Con todo lo que había visto esa mañana y durante los dos primeros días en Berlín, tenía ganas de ir un poco hacia las afueras. De forma que me subí a un tren de 45 minutos que me llevó a Potsdam, una ciudad preciosa que vale mucho la pena visitar si estáis unos días por Berlín por la belleza de la misma y la proximidad con la capital del país. Si visitáis Potsdam pasead por el parque de Sanssouci, al final del cual se encuentra un palacio precioso. Todo este conjunto es patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

DÍA 4: MERCADO DE MAUERPARK Y VUELTA A BARCELONA

En mis últimas horas por Berlín, fui al mismo sitio donde me encontré la primera noche. En ese momento fui allí por la tarde-noche para ver la puesta de sol. Ahora, en mi último día por la capital alemana, fui por la mañana para pasearme por el Mercado de Mauerpark, un mercado enorme con multitud de tiendas de todo tipo: desde antigüedades a ropa, pasando por las típicas paradas de imanes y recuerdos o flores. Había de todo y a todos los precios del mundo. No podía pasarme mucho rato porque mi vuelo salía en pocas horas, pero me alegra haber paseado por allí en los últimos momentos que pisaba Berlín.

Después de 4 días en Berlín solo tengo buenas palabras para describir el viaje. Sin duda es una ciudad muy conocida por toda la trágica historia que lleva a sus espaldas, pero tengo ganas de volver a visitara para investigar sus rincones con más tranquilidad. Es una ciudad enorme en la que podrías pasarte días siempre viendo cosas nuevas. Me queda pendiente visitar algún campo de concentración de las afueras, los museos más famosos de la Isla de los Museos y muchísimo más. Así que otra visita en un futuro no muy lejano está asegurada. ¿Quieres viajar a otros sitios? Visita la entrada sobre Ibiza. ¡O la de Países Bajos!

Sitios donde comimos o tomamos algo

Y tú, ¿has visitado Alemania? ¿Tienes pensado hacerlo en breve?

¡Cuéntalo en los comentarios!

Marc Gavaldà
Marc Gavaldà

Chico de 27 años y sumando. Me gusta: la comunicación, técnicas de productividad, gestión del tiempo, viajes, música y más.

Podéis encontrarme en Twitter e Instagram.

¡No te pierdas estas otras entradas!

¡Deja un comentario!